Discovering Penda…











{abril 23, 2010}   Descubriendo Bulgaria: Veliko Tarnovo…

Ésto de vivir en una ciudad pequeña como Lovech, donde no hay mucho que hacer, invita a que aprovechemos cada  fin de semana para visitar cualquier otra ciudad búlgara.

El pasado fin de semana le tocó el turno a Veliko Tarnovo, una ciudad pintoresca de 70.000 habitantes ubicada en Bulgaria central, al pie de los Balcanes y atravesada por el río Lantra.

A tan sólo hora y media de autobús se encuentra Tarnovo de Lovech, y por el módico precio de 5 levas (2,5 euros), Ismael, Fran (amigo de Ismael y nuestra primera visita española a Bulgaria) y yo, nos plantamos allí a pasar el fin de semana con Jose, un almeriense que como nosotros está aquí con un SVE, más concretamente en la ciudad de Gorna, a sólo 7 km de Veliko.

Conocimos a Jose recién llegados a Sofia en nuestro arrival training, para él era  su middle training, por lo que hace ya 6 meses que llegó a Bulgaria, y como esto de ser voluntario, y encima español, une, Jose nos acogió en su casa e hizo de guía para enseñarnos la ciudad. Por cierto, aprovecho para mostraros lo que podéis ver desde el balcón de su casa:

Como no sentirse en casa si su primer día en Bulgaria  lo primero que vió al asomarse por la ventana de lo que iba a ser su hogar durante 10 meses,  fué una foto de Antonio Banderas, jeje.

Pasear por el barrio antiguo de Veliko, donde las casas están construídas en la colina,  recuerda a ciudades como Cuenca, con sus casas colgantes, y en su aspecto, como ciudad medieval, a Toledo. No por casualidad fue capital de Bulgaria durante los dos siglos de independencia entre el dominio bizantino y la invasión turca. No obstante, su principal atractivo en la actualidad consiste en la combinación de modernidad, siendo  una importante ciudad universitaria, y la antigüedad que ofrece.

Nuestro guía nos llevó a comer a una mehana (típica taberna búlgara) donde tuvimos el placer de degustar la mejor ensalada búlgara que hemos probado hasta ahora, la sopska salata, con tomate y pepino que parecían recién sacados del huerto, y por supuesto sirene, típico queso búlgaro cuyo sabor recuerda al queso feta. Y para terminar el día, conozcamos la marcha nocturna de Tarnovo…multitud de bares alternativos con gente interesante, discotecas con varias salas y música para elegir, aunque hay que decir que lo más popular y lo que llena las salas es lo q nosotros llamaríamos  “reggaeton búlgaro”, calles llenas de vida y gente joven hasta las tantas de la madrugada… ya podría Veliko prestarle algo de marcha nocturna a Lovech

En definitiva, si viajais a Bulgaria, recomiendo encarecidamente una visita a Veliko Tarnovo.

P.D. : El encuentro de Penda y Darwin is coming… Lidia  en menos de una semanita nos vamos a Belgrado, yuhuuu!!!

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: