Discovering Penda…











{mayo 19, 2010}   y luego dicen que el lenguaje de signos es universal…

Recuerdo los que nos reimos cuando Jose (SVE en Gorna) nos contó una anécdota que le sucedió durante sus primeros días en Bulgaria; estaba esperando el autobús, cuando el conductor de una línea que él no quería coger se acercaba, y al encontrarse él solo en la parada, negó con la cabeza para que éste no se detuviera, sin embargo el autobús se detuvo y abrió sus puertas, en ese momento Jose se dió cuenta que con su movimiento de cabeza, para nosotros negativo, habia dicho al conductor que quería tomar el autobús.

Os podría contar multitud de anécdotas como ésta que suceden cuando la simple forma de afirmar o negar mediante gestos, no sólo es diferente, sino todo lo contrario.

Cuantas veces he entrado a una tienda preguntando si tenían algo, y como una tonta, me he quedado un rato mirándome la cara con el dependiente esperando a que lo trajera, tras éste haberme dicho que “no”, con su movimiento de cabeza de abajo a arriba.

Pero tras dos meses aquí, y a pesar de la dificultad del idioma y las diferencias culturales, empiezas a adoptar las costumbres búlgaras a tu vida cotidiana casi sin darte cuenta.

Lo primero que se aprende cuando vives en un país donde no se habla tu lengua, ni tampoco el inglés, es a saludar: hola (Здравейте), adiós (доьиздане), a decir gracias (благодаря), por favor (моля, mi palabra favorita, por cierto, traducida al latín es Molya), y si encima no compartes alfabeto, como véis, la cosa se complica.

Pero poco a poco te das cuenta que vas incorporando nuevas palabras a tu vocabulario, y un día ya eres capaz de hacer la compra sin tener que señalar los productos o quedarte media hora buscándolos por la tienda, puedes preguntar el precio de las cosas, comprar un billete de autobús, preguntar como llegar algún sitio, pedir un café, decir que vas al aseo, sin olvidar, que vas por la calle leyendo todos los carteles en cirílico, aveces te sientes como una niña pequeña que esta aprendiendo a leer o que escucha una conversación y si entiende alguna palabra la repite sin parar.

El siguiente paso es incorporar el idioma búlgaro a tu ordenador, te compras las pegatinas con el abecedario cirílico para pegarlo en tu teclado, respondes al teléfono diciendo “DA?” (¿si?), sustituyes el si/no o yes/not por “da/ne” (búlgaro)…

pero cuando ya eres capaz de acompañar esa respuesta “da/ne” con su correspondiente movimiento de cabeza (es decir, al contrario que nosotros), de forma natural, puedes considerar que estas totalmente integrado en la cultura búlgara…

Después de 9 meses, ¿me costará volver a usar nuestro modo de afirmar y negar mediante gestos?, por si acaso, no os fiéis de mis movimientos de cabeza, jeje.

Anuncios


María says:

Muy bueno el artículo Pili!me ha gustado mucho!un beso muy grande!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: