Discovering Penda…











{mayo 24, 2010}   Ohrid: ” La Jerusalén de Macedonia”…

Ohrid (Macedonia)

Cuando le pregunté a Danche, nuestra profesora de búlgaro de origen macedonio, que nos inició en el idioma antes de venir a Bulgaria, que sitios me recomendaba para visitar en Macedonia, sin dudarlo, su primera opción fue Ohrid, antes incluso que  Skopie, la capital.

Ohrid no figura entre los destinos turísticos españoles, ni siquiera sabríamos ubicarlo en el mapa. No está en nuestras cercanías culturales, ni en nuestro día a día. Sin embargo para los europeos del Este, Ohrid es una hermosa ciudad de obligada visita si viajas por esta zona.

El lago Ohrid se encuentra en los Balcanes y lo comparten dos países: dos terceras partes pertenecen a Macedonia y una tercera a Albania. Descansa en una meseta, a 700 metros sobre el nivel del mar, rodeado por montañas con picos que superan los 2.000 metros. Con sus aguas azules y cristalinas y  una dimensión de 358 metros cuadrados, 30 kilómetros de largo y 15 kilómetros en el punto más ancho, no es de extrañar que tengas la sensación de encontrarte en una ciudad con playa y todo lo que ello conlleva, al menos para mí. El olor, la brisa, el sonido…,  me recuerdan porque siempre he querido vivir cerca del mar.

Así que, saltándonos, al menos de momento, la obligada visita a la capital macedonia, y sin librarnos por supuesto de las reglamentarias horas de autobús, llegamos a Ohrid a las 2 de la madrugada del viernes.

Después de 8 años viviendo en una ciudad con mar, como no se me ocurrió que la temperatura y la humedad exigen ir más abrigado..tras la experiencia en Belgrado, esta vez mi mochila solo contenía chanclas y ropa de verano..desde luego que lo mío no es hacer maletas, jeje. Pero bueno, a cambio nos encontramos un maravilloso apartamento con vistas al lago y a la montaña por el que pagamos 10 e la noche, ahh, y hasta con plato de ducha, que aunque os parezca una tontería, es algo muy cotizado por estos lugares, je, je.

Después de un desayuno como dios manda, con pancake de chocolate incluído, nos pasamos el sábado  explorando Ohrid, considerado uno de los pueblos más antiguos de Europa, os cuento un poco de historia:

Bajo el  nombre de Lychnidos, “la ciudad de la luz” es conocido este pueblo macedonio, no hay más que ver el paisaje de montañas y las aguas del lago para entender por qué.

En otra época, Ohrid fué famoso  por tener 365 iglesias, una para cada día del año. Por eso, se ganó el título: “la Jerusalén de Macedonia”. Es uno de los asentamientos humanos más viejos de Europa. En el año 879 aC. se la bautiza Ohrid, que significa “sobre las montañas”. El pueblo actual, con 42.000 habitantes, está rodeado de fortalezas y monasterios construidos entre los siglos VII y XIX. En la época bizantina y en el Medioevo se afirmó como un centro cultural, económico y religioso fundamental para la cristiandad europea oriental. En el monasterio de Plaosnik funcionó desde el siglo IX la primera universidad eslava: allí San Clemente de Ohrid creó el alfabeto cirílico, que luego los monjes Cirilo y Metodio llevaron a Rusia para la evangelización cristiana. Las pinturas al fresco y los íconos de las iglesias locales -como Santa Sofía, San Jovan Kaneo, San Panteleimon- inspiraron a los primeros maestros del Renacimiento italiano. En 1989 la Unesco declaró a Ohrid “patrimonio cultural de la humanidad”.

Iglesia de “San Jovan Kaneo”, Ohrid

El domingo decidimos seguir otra recomendación de Danche y fuimos a ver El monasterio de San Naum, situado a 30 km de la ciudad de Ohrid, muy cerca de la frontera albanesa. El edificio se levanta sobre una montaña rocosa que domina el lago. Aquí vivió San Naum, donde también reposan sus restos, conocido discípulo de los primeros grandes maestros del cristianismo eslavo. ¿Qué decir de este lugar? Las imágenes hablan por sí solas:

El monasterio de San Naum

y volviendo a mis comparaciones, el jardín que rodea el monasterio me recordó al Instituto Norbulinka, escuela tibetana situada en Dhramsala (India) donde los monjes enseñan su cultura y sus costumbres a los más jóvenes, para que no desaparezcan.

Pero lo mejor de esta visita, fue el paseo en barca que dimos a la salida del monasterio, con un niño de no más de 10 años como capitán  y en mitad de la selva, fue como volver a ko Phangan (La isla de James Bond) en Thai, y justo cuando estamos en uno de los sitios más impresionantes y fotografiables de Macedonia, la cámara decide quedarse sin batería, pero para eso están los recuerdos… los buenos siempre se quedan en tu memoria :).

Y para terminar el día, visitamos Struga, una ciudad muy cerca de Ohrid, donde cenamos en un restaurante típico macedonio q nos recomendó Bárbara, una chica asturiana q está haciendo su SVE en Struga, y para que se os haga la boca agua aquí os dejo lo q comimos..

Y el lunes, antes de regresar a casa, hicimos la parada obligada en la capital del país “Skopie”, pero antes de hablaros de ello, el nombre de “Macedonia” merece una inciso:

No sé donde escuche lo de “El temor a un nombre aumenta el temor a la cosa”, y en este caso, me refiero al nombre de Macedonia.

La disputa sobre el nombre es un conflicto entre Grecia y la República de Macedonia causado por el desacuerdo entre las dos naciones por el uso del término Macedonia. El gobierno griego se opone al uso de dicha denominación por parte del gobierno macedonio debido a la ambigüedad que este término crea entre la República de Macedonia y la región griega de Macedonia. El gobierno griego también se opone al uso del término macedonio sin la especificidad entre el pueblo macedonio y el idioma. Esta disputa se intensificó al punto de requerir mediación internacional por parte de la ONU.

Se han intentado una serie de negociaciones para la resolución de la disputa, incluyendo la cumbre de la OTAN de 2008 en Bucarest. Sin embargo, estos intentos de resolver la contienda han fracasado e impidieron el ingreso de Macedonia a la OTAN debido a objeciones por parte de Grecia.

Por poner un ejemplo cercano, es como si Francia se partiera, y el País Vasco francés, incluyendo otros territorios del Suroeste decidiera adoptar, como Estado independiente, el nombre de País Vasco o Euskadi, a secas. ¿Lo permitiría España o los vascos de este lado de la frontera? Lo mismo se podría decir de Cataluña .

Tras el inciso, volvamos  a la capital, como bien dijo Danche: “En Skopje no hay muchas cosas que ver”.

Paseamos por la parte antigua de la ciudad, la llaman la parte turca, donde todo se mantiene igual que en el imperio Otomano, hace un siglo: pequeñas casitas con talleres artesanales en la primera planta, callecitas estrechas, mezquitas, baños turcos…aunque es verdad q tiene mucho encanto, parece q todo estuviera abandonado, cerrado, calles fantasmas..y encima como era domingo encontramos el Bazar antiguo cerrado 😦 .

En definitiva, si viajáis a Macedonia y no tenéis mucho tiempo, podéis saltaros la visita a la capital, pero imperdonable no detenerse en la joya eslava de “Ohrid”.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: