Discovering Penda…











{noviembre 21, 2010}   “Misión casi imposible…”


16 horas, 4 autobuses, 3 coches diferentes y 1 grúa (ida y vuelta) y llegamos 20 minutos después de que cerrara sus puertas y nos quedamos sin dormir dentro de uno de los lugares más emblemáticos de Bulgaria: El Monasterio de Rila.

Salimos de Lovech a las 6 de la mañana rumbo Sofía, pedazo de madrugón para coger el segundo autobús que salía a las 10 de la mañana de la capital con dirección Dupnitsa y desde allí el tercero hasta Sapareva  Banya. Hasta aquí todo iba perfecto, una vez en Banya, nos faltaban sólo 10km hasta el siguiente pueblo donde cogeríamos el telesilla que nos llevaría casi a la cima de la montaña de Rila. Como no había autobuses, negociamos con un chico un precio bastante asequible y nos acercó con su coche hasta el telesilla, y aquí todo empezó a torcerse :).

El telesilla estaba roto y estabámos en mitad de la nada con la única posibilidad de subir andando dos horas cuesta arriba hasta el primer refugio, todo ello con el mochilón a la espalda, que remedio… pues nos echamos a andar.

A los 45 minutos de empezar la subida y bastante agotados, de pronto, aparecieron nuestros salvadores, una grúa que subía a llevar mercancía al primer refugio, así que de algo me tenía q servir ser mujer y rubia, jaja.

Paré a esa grúa y demostrando mi aprobado en búlgaro les pedí por favor que nos llevaran a la cima, aunque fuese en la parte de atrás. Al minuto yo me encontraba en la cabina en medio de los dos trabajadores manteniendo una divertida conversación en búlgaro y ellos partíos de la risa de mi manejo del idioma, pero vamos, que nos entendimos todo, jejej, e Isma en la parte de atrás disfrutando del paisaje, hasta que al girar una curva todo se volvió blanco. La temperatura bajo por debajo de los cero grados y al pobre Isma se le congelaron todas las partes de su cuerpo.

Al llegar al refugio, nos quedaban otras 3 horas andando por la nieve hasta Ivan Vasov, el regugio donde teníamos pensado pasar la noche, se encuentra a mitad de camino hasta el monasterio, pero acertadamente decidimos abortar la misión, sin zapatos apropiados y con la noche casi echándose encima creo que más bien hubiésemos protagonizado la película “Viven”, que miedo, y eso que miramos el tiempo antes de decidirnos a hacer el hiking hasta el monasterio los dos montañeros inexpertos, jaja, pero nunca puedes fiarte del tiempo búlgaro.

Así que sin mas opciones, pedí de nuevo a mis amables amigos de la grúa que nos acercaran al pueblo más cercano, y efectivamente así lo hicieron, después de todo no salió tan mal :).

Una vez en Dupnitsa de nuevo cogimos el autobús directamente hasta Rila, pero llegó con retraso y llegamos al pueblo casi a las 21 horas (habían pasado 15 horas desde que salimos de casa) y además no había taxis que nos llevasen al monasterio que está a 10km del pueblo. Gracias que un chico se ofreció a llevarnos, y por el camino nos paró la policía para pedirnos la documentación, jaja, si es que nos pasó de todo. Llegamos al monasterio a las 21.20 de la noche, a las 21.00 el monasterio había cerrado sus puertas, fué una pena después de todo no poder dormir en una de las habitaciones que los monjes ofrecen a los visitantes, aunque bueno dormir en el hotel de al lado con calefacción y ducha de agua caliente (algo que en el monasterio no hay) no fué mala opción después de 16 horas en la calle :).

Os preguntaréis si al menos mereció la pena, juzgad vosotros mismos:


La vuelta no fué para tanto, 2 autobúses, 2 tranvías y un coche, y nunca pensé que diría ésto al llegar a mi horrible casa de Lovech: “Hogar dulce hogar”.

La verdad que voy a echar muchísimo de menos estas aventurillas y el ser guiri, me encanta, así que quizás después de la navidad en casa vuelva a las andadas… 🙂 y sino a explorar España, hay mucho que ver. 🙂

Anuncios


paulina says:

Hola

Mi nombre es Paulina y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Me ha gustado mucho tu blog desde bulgaria. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu blog en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarlo tambien.

Si te interesa, escribeme al mail: paulina.cortez@hotmail.cl

Saludos
Pau



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: